Fuentes de correspondencia

1. Correspondencia

Correspondencia (Etiquetas)

2. Las cartas de la familia Mahler

Algún día podría ser posible embarcarse en una edición completa de las cartas de Mahler. Los que se publican actualmente se encuentran dispersos en varios estados de integridad textual entre una serie de volúmenes, y continuamente salen a la luz más. La primera colección fue editada (y eliminada) de forma un tanto idiosincrática por la esposa del compositor (Gustav Mahler Briefe 1879-1911, ed. Alma Maria Mahler (Viena, 1924)); le siguió la colección igualmente selectiva y adaptada (aunque todavía generosa) de las cartas que Alma le dirigió que componían la segunda parte de su Gustav Mahler de 1940: Erinnerungen und Briefe (Amsterdam, 1940 y 1949). Ambas colecciones se han ampliado desde entonces y se han sometido a reveladores estudios textuales modernos: la primera de Herta Blaukopf (Gustav Mahler Briefe (Viena, 1982)) y la segunda de Henry-Louis de La Grange y Günther Weiss (Ein Glück ohne Ruh ‘ : Die Briefe Gustav Mahlers an Alma (1ª ed., Berlín, 1895), traducido y revisado por Antony Beaumont como Gustav Mahler: Letters to his Wife (Londres, 2004)). Muchas otras cartas se han publicado poco a poco en catálogos, artículos de revistas y memorias. Algunos encontraron su camino en la correspondencia Mahler-Strauss (Gustav Mahler Richard Strauss Briefwechsel 1888-1911, ed. Herta Blaukopf (Munich, 1980), trad. Edmund Jephcott como la Correspondencia Mahler-Strauss (Londres, 1984)) y el volumen posterior de las cartas desconocidas de Mahler (Gustav Mahlers Unbekannte Briefe, ed. Herta Blaukopf (Viena, 1983), traducción de Richard Stokes como Mahler’s Unknown Letters (Londres, 1986)). En 2006 llegaron dos nuevas incorporaciones importantes: la correspondencia con Anna von Mildenburg, editada por Franz Willnauer (Gustav Mahler ‘Mein lieber Trotzkopf, mein süsse Mohnblume’: Briefe an Anna von Mildenburg (Viena, 2006)), y finalmente esta nueva colección de cartas «familiares», la mayor parte de las cuales había sido cuidadosamente conservada por la devota hermana de Mahler, Justine.

Habían llegado a Canadá, gracias a la custodia continua de la familia (específicamente de la nuera de Justine y Arnold Rosé, Maria Rosé, quien los donó a la Biblioteca de Música de la Universidad de Western Ontario en 1983). Como señala Stephen McClatchie en su introducción, Henry-Louis de La Grange los había consultado en la década de 1950, y los extractos traducidos se incorporaron a su enorme biografía del compositor; pero en algunos casos se había basado en transcripciones defectuosas y, lo que es más importante, parece haber visto solo una parte de la colección publicada aquí. Entonces, poder leer estas cartas en su totalidad es maravilloso, y McClatchie debe ser elogiado por sus meticulosos esfuerzos en la recuperación textual y las citas. La alegría no es del todo pura: las traducciones a veces son incómodas y a menudo parecen idiomáticamente confusas. Mahler ruega a Justine ya otros que le “escriban”; el alojamiento está siempre en plural, y ¿Mahler realmente habría guardado su material de lectura (p. 184) en un “armario de libros”? La crítica textual detallada ahora se ve facilitada de manera útil por la edición alemana, Gustav Mahler, ‘Liebste Justi!’: Briefe an die familie (Bonn y Weidle, 2006).

Lo que es tan importante de esta colección es que cubre la parte anterior, ‘pre-Alma’, de la vida de Mahler. Los mahlerianos demasiado ansiosos al principio podrían sentirse un poco decepcionados por tanta trivialidad aparente sobre la gestión familiar, la contabilidad y el presupuesto y tan relativamente pocas revelaciones sobre sus preocupaciones intelectuales y compositivas. Pero hay joyas enterradas aquí, y acumulativamente esta correspondencia revela mucho sobre el carácter y la psicología de Mahler, así como sobre su familia y amigos más cercanos.

Las 568 cartas se presentan cronológicamente en cinco secciones, cada una precedida por un breve resumen del período en cuestión. La primera, ‘Los primeros años (Viena, Kassel, Praga y Leipzig)’, consta de sesenta y dos cartas en poco más de cuarenta páginas; “Budapest, septiembre de 1880-marzo de 1891” es un poco más largo e incluye cuarenta y siete letras; la más larga cubre, con mucho, Hamburgo, marzo de 1891 a abril de 1897 (casi 200 páginas y 283 cartas). Las dos últimas secciones, “Viena, abril de 1897 — noviembre de 1907” y “Los últimos años” (Nueva York, Toblach, Viena), comprenden 120 y sólo catorce letras, respectivamente. Las distintas longitudes de las secciones cuentan la historia central de esta colección, que está dominada por la correspondencia de Mahler con su hermana Justine.

3. Gustav Mahler: “Mein lieber Trotzkopf, meine süße Mohnblume”. Cartas a Anna Bahr-von Mildenburg (1872-1947)

Con la publicación de Gustav Mahler: “Mein lieber Trotzkopf, meine süße Mohnblume”: Briefe an Anna von Mildenburg, la última gran colección de cartas del compositor está ahora impresa. No del todo desconocida, la colección de Mildenburg, que incluye no solo cartas, sino otros materiales relacionados con la carrera de la famosa soprano wagneriana, forma parte del Theatersammlung de la Österreichische Nationalbibliothek (Viena, Austria), un archivo físicamente separado de la Musikabteiling de la misma. institución. Si bien algunos de los contenidos de las cartas ya se han publicado, como en el artículo de Mildenburg “Aus Briefen Gustav Mahlers” (Moderne Welt 3, no. 7 [1921-1922]: 13-14) y en Gustav Mahler: Briefe de Alma Mahler ( Berlín: Paul Zsolnay, 1924), se imprimen en su totalidad aquí por primera vez. Aunque algunas de las cartas disponibles anteriormente han sido intrigantes, la colección en su conjunto es útil para arrojar luz sobre la carrera de Mahler desde su tiempo en Hamburgo hasta la primera parte de sus años en Viena, y también sobre su estrecha asociación con la cantante Anna. von Mildenburg.

La relación entre Gustav Mahler y Anna von Mildenburg es conocida principalmente por la participación del joven director con la talentosa soprano a quien esencialmente descubrió y promovió en la primera parte de su carrera. Mientras era director de la ópera de Hamburgo, Mahler fue responsable del debut profesional de Mildenburg en el papel de Brünnhilde en Die Walküre de Wagner el 11 de septiembre de 1895 en una actuación que él mismo dirigió. Mildenburg tuvo éxito desde el principio y se convirtió en una de las artistas wagnerianas más destacadas de la época. Como su mentor, Mahler se acercó a Mildenburg, y la evidencia de estas cartas sugiere que su asociación profesional se convirtió en una más personal. Mildenburg conservó las cartas de Mahler y, cuando se las ve como el conjunto presentado en este volumen, ofrecen un vistazo de un lado de su relación, así como algunas perspectivas sobre la cultura en la que estos dos músicos estaban profundamente involucrados.

Mahler, uno de los directores más destacados de su época, era conocido por los exigentes estándares que traía a la ópera, tanto en el sentido musical como dramático. Como proponente de las obras de Wagner, aportó integridad a las actuaciones en Hamburgo. De hecho, como se documenta en estas cartas, desde el principio le hizo un regalo a Mildenburg de los escritos de Wagner, un gesto que ciertamente subraya su intención de darle aún más antecedentes para sus actuaciones. La propia Mildenburg se hizo conocida internacionalmente por sus papeles wagnerianos, especialmente como Brünnhilde e Isolde, y su carrera se extendió más allá de Hamburgo, a Bayreuth y otros lugares. Más adelante en su carrera, cuando ya no actuaba, Mildenburg impartió clases magistrales, y así transmitió su experiencia y formación a las nuevas generaciones de cantantes, entre ellos la destacada soprano Sena Jurinac (en la p. 466 aparece una foto de los dos trabajando juntos) .

Este volumen contiene unas 225 cartas, principalmente de Mahler (y algunas de Mildenburg), organizadas en tres secciones: septiembre de 1895 a mayo de 1896, cincuenta y nueve cartas de la época en que trabajaron juntos en Hamburgo; Junio ​​de 1896 a abril de 1897, setenta y ocho cartas desde el período en que Mahler dejó Hamburgo hasta el momento en que fue nombrado director del Hofoper de Viena; y de abril de 1897 a diciembre de 1907, ochenta y ocho cartas que cubren esencialmente la totalidad del período de Mahler cuando dirigió el Hofoper en Viena. Este volumen también incluye veinticuatro de las cartas de Alma a Mildenburg, un extenso ensayo final (Nachwort) y varios apéndices que respaldan el volumen.

Willnauer ha presentado cada carta en una transcripción diplomática que se asemeja al estilo utilizado en Gustav Mahler Briefe, editado por Herta Blaukopf (Viena: Paul Zsolnay Verlag, 1982; ed. Rev., 1996). Siguiendo el estilo de esa edición, las anotaciones acompañan a cada letra para indicar la fuente y / o procedencia, fechando cuando no forma parte explícita de la carta, y explicaciones de referencias o expresiones seleccionadas que tienen un significado para la carrera de Mahler o Mildenburg.

4. Gustav Mahler: Cartas a su esposa (Alma Mahler (1879-1964)).

Gustav Mahler: Cartas a su esposa. Editado por Henry-Louis de la Grange y Günter Weiss en colaboración con Knud Martner. Primera edición completa revisada y traducida por Antony Beaumont. Ithaca: Cornell University Press, 1995, 2004. [xxvii, 431 p. ISBN 0-8014-4340-7.] Ilustraciones, bibliografía, índices.

La relación entre Gustav Mahler y su esposa Alma sigue siendo una parte fascinante de la biografía del compositor por la comprensión que da a sus obras. Mahler dedicó su Octava Sinfonía a su esposa, y supuestamente intentó representarla en uno de los temas de su Sexta Sinfonía. Por estas y otras razones, Alma fue una fuerza en la vida de Gustav, y él le escribió a menudo durante su matrimonio. La publicación de las cartas completas existentes de Gustav Mahler a Alma pone a disposición una cara de la correspondencia que se prolongó durante más de una década, desde su primer encuentro en 1901 hasta la muerte del compositor en 1911.

Estas cartas no son del todo desconocidas, ya que Alma Mahler publicó una selección de ellas en Erinnerungen und Briefe (Amsterdam: Allert de Lange, 1940), traducida al inglés como Gustav Mahler: Memories and Letters, 3d ed. (Seattle: University of Washington Press, 1975). Sin embargo, Alma fue selectiva al compilar su colección y editó las cartas que incluyó u omitió por completo otras. Este nuevo libro está basado en la colección en lengua alemana Ein Gluck ohne Ruh ‘, editada por el biógrafo de Mahler Henry-Louis de La Grange y Günther Weiss (Berlín: Wolf Jobst Siedler Verlag, 1995), que anteriormente solo estaba disponible en alemán .

En su edición, La Grange y Weiss reunieron casi el doble de material encontrado en la edición de Alma, con aproximadamente 188 cartas publicadas por primera vez en su edición. La presente traducción al inglés incluye todas las cartas, incluido el material introductorio que analiza los problemas de la edición anterior. Su discusión sobre asuntos editoriales es particularmente útil para comprender la necesidad de esta nueva colección (especialmente las páginas xvii-xxi), que incluye un resumen de los diferentes números de cartas de una sección a otra. De hecho, se puede encontrar un índice de todas las cartas en las páginas 405-13, y aquellos que estén interesados ​​en hacerlo pueden usar esta lista para comparar el contenido con las memorias y cartas anteriores. Es lamentable que los editores no incluyan una comparación tabular, como la que publicó Herta Blaukopf en su edición del Briefe de Mahler (Viena: Zsolnay, 1982; ed. Rev., 1996). Las nuevas Cartas a su esposa difieren de Ein Gluck ohne Ruh ‘debido a algunos refinamientos en la datación de las cartas, que se basa en un estudio más detallado de los materiales de la Colección Moldenhauer de la Bayerischer Staatsbibliothek (para una descripción general de la colección, ver Gustav Mahler: Briefe und Musikautographen aus den Moldenhauer-Archiven in der Bayerischen Staatsbibliothek. Patrimonia, vol. 157. [Múnich: Kulturstiftung der Länder Freistaat Bayern, Bayerische Landesstiftung, Bundesministerium des Innern, 2002]). Por esta razón, quienes utilicen la edición alemana deben consultar la traducción al inglés para confirmar los detalles sobre las fechas y la procedencia de las cartas. (El Kritischer Bericht que se encuentra en la edición alemana, pero no en la traducción al inglés, contiene información sobre la procedencia de cada letra).

Sin embargo, al comparar Cartas a su esposa con Recuerdos y Cartas, las diferencias se hacen evidentes de inmediato. En la primera sección de cartas que se encuentran en Cartas a su esposa, por ejemplo, dos de las siete se publicaron recientemente y, lo que es más importante, se producen algunas diferencias en las traducciones. La interpretación de Beaumont es más precisa y ofrece un sentido más claro de los originales alemanes. Un lector casual podría encontrar su fraseo de “composiciones vocales” (en la carta n. ° 3, 28 de noviembre de 1901) más prolijo que “canciones”, como se expresa en la traducción anterior, pero representa mejor la “Gesangscompositionen” original de Mahler al igual que la traducción de “Stufenleiter” como “jerarquía” (en lugar del anterior “etapa por etapa”) en la carta 276 (del 22 [?] De junio de 1909), en la que Gustav le escribe a Alma sobre algunos aspectos del Fausto de Goethe. En todo el proceso se producen mejoras similares y sólo en casos aislados surgen dudas.

Carta de Gustav Mahler (1860-1911) a un ‘Amigo’ (nombre, fecha y ubicación desconocidos).